4 grandes mitos sobre Linux que la gente necesita dejar de creer

Linux lleva consigo la carga de los estigmas que ha acumulado con los años, y aunque ha hecho todo lo posible por borrar la mala imagen que tienen muchos de las distribuciones, aún la gente sigue creyendo cosas que dejaron de ser ciertas hace rato. Si quieres saber por qué Linux ya no es lo que era, no es lo que era, no es lo que era, sigue leyendo y entérate de por qué ahora es incluso mejor.

65242980_6a359a1a57_oMuchas veces cuando se habla de sistema operativos pareciese que se está discutiendo una religión, en la que el rebaño de cada uno ve con ojos de hereje a todos los demás. Mi dios es el verdadero y único camino. Puede que suene a exageración, pero si alguna vez te has visto envuelto en un debate sobre si es mejor un iPhone que un Android, o una Mac en lugar de una PC, o el Software Libre en lugar del privativo, de seguro notas las similitudes de inmediato.

“Expande tus horizontes y mira un poquito más allá de tu propia nariz.”

Es normal que muchos sintamos cierta pasión por las cosas que nos gustan, y que estemos dispuestos a defenderlas como lo mejor, pero la delgada linea que nos separa del fanatismo y le fe ciega es muy delgada, y a mucha gente le cuesta ver las cosas desde otro punto de vista, o siquiera darle una oportunidad a algo diferente. No se trata de traicionar tus creencias, se trata de expandir tus horizontes y ver un poquito más allá de tu propia nariz. Además, en la variedad está el gusto.

He usado Linux por muchos años, quizás una década, eso es más o menos el 40% de mi vida, y aunque pasé por una etapa muy estúpida en la que recurría a hablar mal de Windows para intentar tristemente promover el Software Libre con mis conocidos, ya he madurado lo suficiente como para entender lo falaz y lamentable que es esa actitud. Y, de hecho, sigo usando Windows felizmente. No necesitas echar tierra a los demás cuando lo que promueve tiene bondades, eso es muy de políticos, y solo deja una mala impresión. Es más fácil exponer tu punto si no estás intentando desesperadamente ganar una pelea.

Linux es difícil de usar

Esto es cierto, sumamente cierto, Linux es difícil de usar, pero solo porque para empezar a usar Linux por primera vez tienes que dejar el miedo al cambio de lado, y dejar el miedo a un lado es muy, muy difícil. De resto, instalar una distribución y comenzar a usarla es pan comido, ya no estamos en 1998. Hay tantas versiones amigables por ahí que cualquier niño, tu mama, o tu abuelo podrían aprender a usarlas en unos minutos. No tienen ni que abrir una terminal nunca en su vida, la tan temida y malentendida terminal.

“En Linux todo es muy parecido a lo que estás acostumbrado, la brecha se ha acortado mucho.”

Esto es un hecho, lo he probado con mucha gente, usuarios que entienden de informática lo que yo de física cuántica, personas mayores que sabemos tienen más dificultad para llevárselas con la tecnología, niños, cualquiera que haya usado un ordenador antes. En Linux todo es muy parecido a lo que están acostumbrados, la brecha se ha acortado mucho, y de hecho más de uno lo siente más fácil y divertido de lo que esperaban. El que más dificultades presenta es aquel usuario malcriado y caprichoso que todos conocemos, ese que hace berrinche porque le cambiaron un botón de sitio, esos que crean un grupo de Facebook para quejarse del nuevo diseño todos los años.

Linux no va a funcionar en mi PC

mitos-sobre-linux-portada

Esto es súper cierto, Linux funciona mal en muchos ordenadores. Pero, ¿saben ustedes cuantos modelos de ordenadores hay en el mundo?. Linux tiene un problema, los fabricantes de hardware, esos que construyen y venden las piezas de las PCs, no ofrecen soporte para Linux la enorme mayoría del tiempo, por lo que Linux depende totalmente de la comunidad para desarrollar controladores para los millones de componentes y las diferentes marcas de todo el planeta tierra. Y a pesar de esa limitación, en la mayoría de las PCs puedes ejecutar una distro Linux. ¿No es eso sorprendente y digno de una ovación?.

Saben que es más sorprendente aún, que cuando sistemas operativos como Windows y OS X dejan a un lado el hardware viejo, eliminando el soporte porque ya no les produce ninguna ganancia a sus respectivas empresas; en Linux la historia es todo lo contrario. Mientras más vieja es una máquina, más probabilidades hay de que funcione bien con una distro Linux, de hecho hay muchas que están orientadas a ordenadores de pocos recursos, PCs viejas que están listas para el basurero, pueden conseguir una segunda oportunidad gracias a Linux.

En cuanto al hardware moderno, el soporte cada vez es mejor, y de hecho fabricantes como NVIDIA y AMD han empezado a mejorar su compatibilidad principalmente por la revolución de Steam y sus juegos. Lo que me lleva al siguiente punto.

En Linux no puedes jugar nada

Hey, esto era 99% cierto hace 2 o 3 años. Jugar en Linux siempre fue una experiencia terrible, y la razón de que muchos entusiastas del SL y de los videojuegos aun usaran Windows para poder jugar. Pero, hace un par de años dios volvió a la tierra en la figura de Gabe Newell, y Steam llegó a Linux. Steam es la plataforma de videojuegos para PC más grande del mundo, cuenta con miles de miles de juegos y millones de usuarios, y unas ofertas que dan gastritis.

Valve planea su propio sistema operativo basado en Linux para dar vida a las Steam Machines, su propio híbrido entre PC y consola de sobremesa para jugones. Una iniciativa que promete revolucionar el mercado, y sí, de la mano de Linux. ¿Quien lo diría?. Aunque el panorama aún luce a años luz de lo que representa la experiencia de juego en Windows, ya Linux cuenta con más de 500 títulos disponibles, muchos son triple A, como The Witcher, la saga de Metro, Left 4 Dead, etc. Y estamos seguros de que solo vendrán más y más.

Cómo es gratis, Linux no tiene soporte

mitos-sobre-linux1

Esto es cierto, yo nunca he pagado por una distribución Linux, y en mi vida he llamado a soporte técnico… ya va, un momento. El Software Libre no es sinónimo de “software gratis”, de hecho hay empresas enormes como Red Hat que utilizan Linux para ofrecer soluciones empresariales, sí, esta gente cobra por su trabajo, son sumamente respetados y ofrecen calidad.

Android es software libre, y adivinen que empresa hace dinero con Android, no es solo Google, sino vean a Samsumg. Canonical, los responsables de Ubuntu, si bien no cobran por Ubuntu, tienen muchos otros servicios basados en el open source. Y así muchas más. Muchos de estos proyectos ofrecen soporte especial para los usuarios a través de portales especiales, wikis, foros, comunidades llenas de gente que busca ayuda y gente que busca ofrecerla.

Linux tiene una comunidad enorme que te ayuda a conseguir la solución a tu problema solo por amor al arte. Es de hecho una de las maneras en las que he terminado conociendo gente genial por muchos años, y haciendo amigos.

vito en: bitelia

Diferencias entre Software Libre y Open Source

No deben ser pocas las veces en has utilizado estos términos sin conocer bien que son. A pesar de que están estrechamente relacionados, los movimientos de Software Libre y Open Source tienen sutiles diferencias y es importante conocerlas.

Diferencias entre Software Libre y Open Source

A pesar de que son términos relacionados y solemos usarlos indistintamente, Software Libre y Open Source no son exactamente lo mismo, al menos no según la FSF, de las iniciales de Free Software Foundation, organización creada por Richard Stallman en el año 1985 con el propósito de difundir este movimiento.

A pesar de que están intrínsecamente relacionados, hay algunas diferencias puntuales. Veamos cuales son.

¿Qué es Software Libre?

El Software Libre o Free Software en inglés, es un software que respeta las cuatro libertades que la FSF establece:

  • La libertad de usar el programa, con cualquier propósito.
  • La libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo, adaptándolo a tus necesidades.
  • La libertad de distribuir copias del programa, con lo cual puedes ayudar a tu prójimo.
  • La libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie.

En otras palabras, es aquel que respeta la libertad de todos los usuarios que adquirieron el producto para ser usado, copiado, estudiado, modificado, y redistribuido libremente de varias formas. Es muy importante aclarar que el Software Libre establece muchas libertades pero no es necesariamente gratuito. Con esto quiero decir que conservando su carácter libre (respetando las libertades), puede ser distribuido de manera comercial. Esto garantizando sus derechos de modificación y redistribución.
Software Libre y Open Source
¿Qué es Open Source?

Open Source o código abierto, es la expresión con la que se conoce al software distribuido y desarrollado libremente. Es un movimiento más pragmático, se enfoca más en los beneficios prácticos como acceso al código fuente que en aspectos éticos o de libertad que son tan relevantes en el Software Libre.

Su premisa es que al compartir el código, el programa resultante tiende a ser de calidad superior al software propietario, es una visión técnica. Obviamente para lograr calidad técnica lo ideal es compartir el código, pero no estás obligado a hacerlo.

Diferencias

Como podemos ver, el movimiento del Software Libre hace hincapié en cuestiones éticas y morales relacionadas con el software, viendo el aspecto técnico como secundario, a diferencia
del movimiento Open Source que lo establece como prioritario, siendo esta su diferencia más grande.

Otra de sus diferencias, quizá la más importante para lo que al ámbito comercial concierne, es que con una aplicación desarrollada bajo los estándares del Software Libre puedes obtener remuneración por conceptos de desarrollo, soporte y puesta a punto siempre y cuando entregues los fuentes, a diferencia del movimiento Open Source que no te obliga a hacerlo. Todos los productos desarrollados en Software Libre así como sus derivados siempre deben ser libres, a diferencia de Open Source.

Como podemos ver, básicamente el movimiento de Software Libre tiene diferencias de índole filosóficas con el Open Source, sin embargo, ambos han permitido el desarrollo de software de gran calidad y con muchísimas mas libertades de las que el software privativo otorgaría jamás.

Fuente: bitelia

Editores de texto basados en terminal más usados en Linux

Editores de texto basados en terminal más usados en Linux

Los editores de texto son una parte fundamental para el manejo de nuestro sistema. Ciertamente hay un montón de aplicaciones que permiten hacerlo desde la terminal, pero estas tres son las más populares.

A pesar de que para muchos es más simple editar sus textos desde utilidades gráficas como Gedit, la capacidad de poder hacerlo desde la terminal es imbatible, sobre todo en esos casos donde tenemos problemas con la interfaz gráfica o cuando estamos trabajando sobre un servidor remoto.

Existen muchas alternativas para este fin, pero son principalmente las tres que mencionaremos a continuación las más populares.

Nano

Ioannis Kedros  cc

Nano es un editor de texto basado en Curses, una biblioteca para el control de terminales sobre sistemas Unix. Es muy similar a Pico, un editor minimalista basado en terminal. A diferencia de Pico, Nano permite el resaltado de sintaxis y en términos generales es muy sencillo de usar.

Para editar un archivo con nano, solo debemos invocarlo en la terminal junto con el texto que deseamos editar. Cuando editamos un archivo con nano se despliega su interfaz junto con el contenido del archivo. Las opciones de edición incluyen moverte entre paginas si el texto es muy largo, buscar, copiar, cortar y guardar los cambios, entre otras. Para seleccionar una de estas opciones debemos presionar la tecla ctrl más la letra de la opción deseada.

Vim

jasonwryan

Vim es un editor de texto muy completo. Es una versión mejorada de Vi, un editor de la década de los 70’s que se encuentra en casi todo sistema de tipo Unix. Vim incluso es utilizado por programadores y administradores de sistema, su gran variedad de opciones lo hace perfecto para este fin. Es avanzado y versátil, incluso permite la configuración o instalación de temas personalizados que resaltan la sintaxis de una manera específica.

Vim te permite hacer tantas cosas que sería casi imposible poder asignarle un atajo de teclado único a cada una de ellas. Es por esto que Vim presenta varios modos de operación, para que puedas realizar varias operaciones con el mismo atajo. Entre los modos de operación mas útiles están:

  • Comando: este es el modo inicial. Permite ejecutar instrucciones para trabajar el formato del texto borrando lineas, por ejemplo. No permite escritura.
  • Inserción: se puede cambiar del modo comando al modo inserción pulsando la tecla i. Este modo es para escribir, borrar y editar texto.
  • Visual: para seleccionar bloques de texto o realizar operaciones por bloques. Una vez se tiene el texto marcado se pueden usar órdenes del modo comando para manipularlo.
  • Linea de ordenes: en este modo se pueden realizar búsquedas. Para acceder se pulsa la tecla dos puntos :. Las búsquedas se pueden realizar hacia adelante y hacia atrás.

También dispone de modos de Selección y Ex. Sin embargo, Vim no es tan fácil de aprender, pero una vez que lo dominas el esfuerzo se paga solo. Vim también tiene plugins para búsqueda difusa de archivos, explorar directorios y mejorar la interfaz de usuario, entre otros. Con un poco de conocimiento en Python o en el lenguaje de scripting de Vim, puedes programar tus propios plugins.

Emacs

Kelsin5

Emacs es un complejo editor de texto siendo GNU Emacs del Proyecto GNU, su implementación mas popular. Al igual que Vim, es muy usado por usuarios avanzados y programadores. Dispone de una gran variedad de características y funciones. Entre otras opciones, permite personalizar el resaltado de sintaxis, usando distintos tipos de letra o colores para mostrar las palabras reservadas, por ejemplo.

Gran parte del poder de Emacs viene de Emacs Lisp, una poderosa extensión de lenguaje que permite manejar múltiples tareas. Emacs tiene varios modos de edición llamados major modes. Hay major modes para edición de archivos de texto ordinario, código fuente para diversos lenguajes de programación, documentos HTML, y LaTeX, entre otros. Estos a su vez permiten la activación de varios minor modes, que contienen características relacionadas a un major mode, haciéndolo aun mas robusto. Los major modes disponen también de comandos especiales de edición para un tipo concreto de texto.

Emacs permite a sus usuarios extender o personalizar aún más sus funcionalidades, pudiendo estos escribir código en Emacs Lisp. Su curva de aprendizaje es elevada, pero una vez dominado se pueden lograr grandes cosas.

Los usuarios de Emacs y Vim suelen ser muy apasionados acerca de cual es el mejor editor pero la idea no es armar una guerra campal, sino que cuentes con excelentes opciones a la hora de editar tus documentos y decidas cual se adapta más a tus necesidades. ¿Usas otra aplicación? Cuéntanos cuál es tu favorita y por qué.

via: bitelia

5 Razones para migrar de Windows XP a Linux

El final se acerca. Si has estado al pendiente de la actualidad tecnológica, ya debes saber que el soporte oficial para el ya anciano Windows XP se termina el 8 de Abril.

ddsnet

Es impresionante como un sistema operativo que tiene más de 12 años de creado aún mantenga una cuota de mercado tan elevada. Microsoft ya ha lanzado 3 versiones (y media) diferentes de Windows posteriores a XP, y apenas hace poco Windows 7 superó a XP en los ordenadores personales.Windows XP es usado hasta la fecha en todos lados, en millones de ordenadores, incluyendo sistemas criticos, lo que significa un verdadero problema de seguridad para todas las empresas e individuos que no se molestaron en prever actualizar a un sistema moderno en más de una década. Microsoft lo sabe y por eso les tira un último jamón ofreciendo soporte antimalware para Windows XP hasta 2015.Esta no es ni de lejos una razón para que esperes a 2015 para actualizar tu sistema, Microsoft quiere que te mudes a Windows 8 (aunque la mayoría va a apostar seguro por Windows 7). Pero esas no son las únicas alternativas, en Bitelia ya te contamos que podías hacer para enfrentar el final de XP, una de las opciones es migrar a Linux, y como nunca es mal momento para promover el software libre, ahora de damos 5 razones por las cuales esta es una de las mejores opciones.

1. Es gratis

Windows no es gratis, no importa cuantos Windows uE piratas te bajaste en tu vida, sigue siendo ilegal instalar el software de Microsoft sin pagar una licencia de uso, porque eso es lo que compras, una licencia que te permite usar el sistema operativo, un permisito. En sus ciento setenta y cinco mil posibles versiones, Windows 7 puede costar desde poco más de 100$ hasta más de 300$. Windows 8 es más barato, va desde una versión para estudiantes por 69.99$, hasta las estándar por 119.99$. Aunque Microsoft está pensando en bajar más los precios para competir con iniciativas como las de Apple de ofrecer OS X de manera gratuita.El precio de cualquier distro Linux: 0. Un ahorro del 100%. Para todo lo demás existe MasterCard. Si bien, no tiene nada de malo pagar por buen software, y la verdad opino que Windows 7 y 8 son buenos, no todo el mundo tiene cien dolares a la mano para pagar por una licencia, cien dolares que puedes gastar en hacer un upgrade de tu hardware.

2. Es fácil

En la prehistoria, o como se le conoce por tu barrio: 2004; se quedaron los días de instalaciones de Linux complicadas, de tener que configurar el driver X, de montar tu mismo un entorno gráfico, y demás cosas que espantan en 5 segundos a un “non-techie”. La mayoría de las distros actuales, utilizandiscos de instalación tan automatizados y amigables que hay que ser un analfabeta tecnológico para no entenderlos.Además casi todas tienen un Live CD que te deja probar el sistema antes de decidirte a instalarlo, y si te decides puedes seguir jugando con el, mientras se instala, una maravilla que te encuentras en Windows jamás. “¿Desea instalar Ubuntu junto a Windows XP o borrar todo?”, esa es la pregunta más complicada que te vas a encontrar.wellsie82

3. Es seguro

Quedarte en Windows XP pensando que eso de el soporte no te afecta, que ya tu tienes instalado todo lo que necesitas y que los “hackers” de la Internet no tendrían ningún interés en entrar a tu ordenador,es estúpido. Pronto verás tu mundo derrumbarse, poco a poco el software que usas se quedará también sin soporte, el mismo Google dijo que dejara de ofrecer actualizaciones de Chrome para XP poco después de la muerte del sistema.Te vas a encontrar usando un sistema completamente vulnerable a ataques, ten por seguro que la gente mala se va a aprovechar de esto, y a sabiendas de que mucha gente ni está pendiente de actualizar su sistema, van a atacar con más fuerzas que nunca, y toda la información que tienes en tu ordenador va a estar a merced del ejercito de malware que viene en camino. Winter is comming, y tuestás sentado sobre un cadáver digital, mejor que no hagas transferencias bancarias si vas a seguir casado con XP, o de cajón desconecta el cable de red para siempre.Linux siempre ha sido más seguro, y las amenazas son una minúscula fracción de las que atacan a Windows. Tienes el soporte de una comunidad y desarrollo abiertos que por años han probado ser una roca, y por eso las grandes supercomputadoras del mundo y los servidores, usan Linux en su enorme mayoría.

4. Es ligero

Las probabilidades son de que si a estás alturas aún usas Windows XP, tengas un ordenador viejo o una máquina con pocos recursos. En esos casos actualizar a algo como Windows 8 no es ni siquiera una opción, si bien los requerimientos han bajado, y tanto Windows 7 como 8 no son la bestia come recursos apocalíptica que era Windows Vista, si tienes un procesador de un solo nucleo con 1GB de Ram, nunca vas a obtener un gran rendimiento con estos sistema.Distribuciones de Linux hay para tirar al techo, y muchas están diseñadas específicamente paraordenadores de pocos recursos, con entornos ligeros y rápidos, aplicaciones que consumen poca memoria y que funcionan perfectamente como alternativas al software que usabas a diario.

5. Es algo nuevo

Hey, tal vez un lavado de cara es lo que le hacia falta a tu ordenador. Si nunca has usado Linux te vas a encontrar con una nueva experiencia tecnológica que puede resultarte más que agradable, en especial si pasas mucho tiempo frente al ordenador y te fatigas. A todos nos gustan las cosas nuevas y brillantes, elige una distro de Linux, buena y bonita y disfruta de una nueva aventura con tu PC.Linux ya no es esa cosa “solo para nerds” de antes, ya hasta tenemos juegos y drivers de vídeo que no son una basura rompe gónadas. Hay distribuciones amigables que puedes usar como tu primer Linux y enamorarte por completo.Todas estás razones ni siquiera incluyen nada sobre el movimiento filosófico de Stallman, de la libertad del usuario que implica usar software de código abierto, o de los gatitos que alguien adopta cada vez que se instala un Linux. Solo son razones prácticas que pueden hacer que entres por primera vez a un mundo nuevo lleno de posibilidades, y si te gusta te quedes.

visto en:  bitelia

La Estación Espacial Internacional migra a GNU/Linux para evitar los virus

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional descubrían recientemente que un virus informático se había colado en la estación. Concretamente, en la red local donde trabajan y están conectados sus portátiles, algunos de los cuales fueron infectados. Quien haya visto la película ‘Gravity’ puede imaginar su angustia pues, si en tierra firme un virus ya asusta, los nervios se multiplican a 400 km del suelo y dependiendo la supervivencia del buen funcionamiento de los ordenadores.

La red informática de la Estación Internacional está separada de Internet, así que el virus no pudo venir del exterior sino que entró por algún dispositivo, posiblemente un USB, que trajo alguien de la Tierra. Eugene Kaspersky, creador de la empresa de antivirus que lleva su nombre, aseguró en una charla, la semana pasada en Australia, que “los científicos de vez en cuando llegan a la estación espacial con USBs infectados, no bromeo. Hablé con algunos chicos rusos de la estación y me dijeron que cada cierto tiempo tienen una epidemia vírica“.

El primer virus conocido que infectó la Estación Espacial Internacional, en 2008, fue W32.Gammima.AG worm, un virus poco peligroso dirigido a usuarios de juegos en línea, a los que robaba nombres de usuario y contraseñas. No han trascendido el nombre ni la peligrosidad de este último, descubierto a finales de la pasada primavera según Kaspersky, pero posiblemente sea el último de verdad: la Estación Espacial Internacional está migrando su red y ordenadores de los investigadores (una docena de portátiles) alsistema operativo libre GNU/Linux.

Ahora mismo los astronautas están recibiendo lecciones sobrecómo trabajar y crear programas para Linux. De esta forma se evitarán las infecciones cada dos por tres, debidas en buena parte a que los ordenadores de la estación usaban el sistema operativo Windows, el preferido por los diseminadores de código malicioso. No es que no existan virus para Linux, pero el porcentaje es infinitamente menor. A partir de ahora, si se descubre un nuevo virus en la Estación Espacial será muy posiblemente porque alguien lo haya creado y “colado” intencionadamente, no a causa del despiste de un científico.

Kaspersky hizo estas revelaciones en el transcurso de una charla en Camberra sobre cibercrimen, espionaje y seguridad informática de los sistemas críticos, llamados SCADA (Supervisión, Control y Adquisición de Datos), que puede referirse tanto a grandes empresas como infraestructuras -ferrocarriles, centrales eléctricas, nucleares- y otros sistemas críticos.

Kaspersky puso como principal ejemplo el gusano informático Stuxnet, “un prototipo funcional y aterrador de un arma cibernética que conducirá a la creación de una nueva carrera armamentística mundial”. Según “un amigo de un amigo” de Kaspersky, Stuxnet se habría detectado recientemente en una planta nuclear rusa. Se cree que Israel creó este virus para infiltrarse en plantas nucleares de Irán y destruir sus sistemas informáticos. Saltó a la luz pública en 2010 y desde entonces ha sido detectado en diversas centrales nucleares, no sólo iraníes.

Al hablar Kaspersky de Stuxnet y la Estación Internacional en la misma charla, algunos periodistas creyeron que el virus de la estación había sido Stuxnet y cundió la alarma, que fue rápidamente sofocada con una aclaración de Kaspersky.

El romanticismo ya no existe

Hoy en día los virus informáticos los crean hackers mercenarios vendidos al “lado oscuro” o listos que compran un “kit” para hacer virus como churros y así robar el dinero o el ancho de banda a la gente. Pero hace años, “cuando los hackers eran hackers y escribían sus propios “drivers””, frase mítica de Linus Torvalds (autor del sistema operativo Linux), los virus eran obra de programadores excelsos cuyo interés estaba más en la investigación y la vida artificial que en molestar, robar o aprovecharse de alguien.

En aquellos tiempos, invierno de 1996, un escritor de virus español, Mr. Sandman, co-fundador del grupo 29A, que llegó a ser considerado el mejor del mundo, tuvo una genial idea: estaba a punto de lanzarse la sonda Huygens, que debía aterrizar en Titán, la luna de Saturno, en octubre de 1997 y llevaba en su interior un Compact Disc. La Agencia Espacial Europea había abierto una sitio web donde quien quisiera podía dejar su nombre y un pequeño texto para incluir en el CD. Mr. Sandman explicó su idea en el primer número de la revista 29A: “Como el espacio para escribir este texto es suficientemente grande como para contener un virus, he decidido mandar uno, por tanto será el primer virus del mundo que llega a otro planeta”.

No se sabe si finalmente Mr. Sandman mandó su virus. Pero muy posiblemente sus corazón palpitaría también con la idea de que una creación suya llegase a la Estación Espacial Internacional. Por desgracia, los viejos escritores de virus, científicos más que criminales, exentos de maldad e interés crematístico, están casi o totalmente extinguidos. El romanticismo ya no existe en el mundo de los virus.

Fuente: rebelion

Ubuntu y Canonical descubren lo que pasa cuando ignoras a la comunidad del software libre

ubuntu-edge-3

Es posible que desde fuera el mundo del software libre parezca un mundo muy bonito, en el que personas con intereses comunes se juntan las manos y programan grandes creaciones con música góspel de fondo. La realidad es muy diferente, ya que es en la comunidad de código libre donde se pueden encontrar algunas de las peleas mas brutales que ha visto la red en su existencia. La mayoría de estas riñas se producen por la diferencia de opinión sobre hacia dónde debería ir el proyecto en el futuro. ¿Adoptamos KDE o Gnome? ¿Desarrollamos nuestro instalador o usamos uno y lo modificamos? ¿Cambiamos el servidor gráfico a riesgo de hacerlo incompatible con los drivers?

Si hay un proyecto que ha entrado en polémica estos últimos años, ese ha sido la distribución Linux Ubuntu. Montada en el gran éxito que aún disfruta, Canonical (la compañía detrás de esta distribución) ha tomado desde su nacimiento decisiones muy polémicas que le han ganado la enemistad de una parte importante de los desarrolladores de código libre y de otros proyectos. Desde la decisión de facilitar la instalación de códecs y programas privativos hasta la apuesta por su propio entorno de escritorio, Unity, todas estas decisiones se han ido aceptando con el tiempo por una sencilla razón: no afectan demasiado al resto de distribuciones. Si Canonical quiere gastar su dinero en desarrollar un escritorio propio en vez de usar los ya disponibles, está en todo su derecho de hacerlo.

ubuntu13-04

El problema llega cuando Canonical se convierte en la compañía relacionada con Linux mas importante del escritorio, y sus decisiones empiezan a afectar a otros proyectos. Es entonces cuando queda claro que la compañía no tiene ningún interés en seguir el esquema de darle poder a la comunidad que otras distribuciones han seguido. Siempre se ha dicho que Canonical quiere ser la Apple de Linux, en el sentido de ofrecer una experiencia para todos los usuarios, pero este símil está llegando también a otros aspectos, como el síndrome “Not invented here” (“no ha sido inventado aquí”, referido a una compañía que rechaza estándares y código ajeno).

Así, cuando Canonical anunció al mundo que iba a crear su propio servidor gráfico, Mir, que no sería compatible con el que el resto de la comunidad ya estaba desarrollando, Wayland, nadie se sorprendió. El resultado es que los fabricantes de tarjetas gráficas tendrían que elegir a qué servidor dar soporte, ya que darlo a los dos sería posible pero demasiado costoso. Y nadie duda de que, gracias a su éxito y a sus contactos con los fabricantes, la opción ganadora será la de Ubuntu. De esta manera, Canonical ha hecho mucho daño a un proyecto con mucha gente detrás como Wayland, y a juzgar por las dudosas razones que dio en su momento (muchas de ellas desmontadas por la gente de Wayland), todo apunta a que Mir solo existe porque Canonical quería hacer las cosas a su manera.

La consecuencia directa de todos estos actos es que Canonical está sola en el mundo Linux. Los creadores prefieren trabajar en proyectos donde su voz se tenga en cuenta, y cada vez va quedando mas claro que Ubuntu no es ese proyecto. Aunque puede que Canonical esté descubriendo ahora lo que eso conlleva, sobre todo ahora que estos problemas van mas allá de la comunidad libre, ya que Intel ha anunciado que no ofrecerá soporte oficial a Mir.

ubuntu-moviles-02

A esto se le suma el anuncio de que Ubuntu 13.10, previsto para este mes, finalmente no contará con Mir como estaba planeado. La compañía cita problemas con drivers para retrasar el lanzamiento de su servidor gráfico, algo que podría haberse solucionado si hubiese contado no solo con el apoyo de los fabricantes sino también con el de la comunidad. Por el momento, el estreno de Mir se va para 14.04, que debería ser una versión estable y por tanto necesita mas trabajo. No solo eso, sino que Ubuntu Touch también está consumiendo una buena parte de su atención.

Al depender solo de sus propios trabajadores, Canonical se ha creado su propia burbuja que no podrá explotar cuando mas le haga falta: cuando necesite a la comunidad para poder cumplir sus proyectos.

fuente: rebelion.org

 

La lucrativa paradoja de Red Hat y el negocio del Software Libre

Es gratis, pero da dinero

Desde que en 1983 Richard Stallman lanzara el proyecto GNU, el software libre ha experimentado numerosos cambios, tanto de concepto como en la manera de distribuirse y llegar al usuario final.

Pese a la gran cantidad de licencias diferentes que existen y que se consideran libres (GPL, BSD o Apache) , hay un asunto que aún confunde a aquellos que no conocen el tema en profundidad: el concepto de gratuidad. El software libre no tiene por qué ser gratis, pero siempre lo es.

Richard Stallman, creador del movimiento GNU y la licencia GPL (Foto: Webmink, Flickr)

Richard Stallman, creador del movimiento GNU y la licencia GPL (Foto: Webmink, Flickr)

Para entender esta contradicción es necesario explicar cómo funciona el sistema de licencias. Supongamos que un programador obtiene el código fuente de una aplicación de internet bajo licencia GPL y lo modifica. El programa resultante es una versión mejorada del original y el programador decide que quiere sacar algún dinero vendiendo su trabajo,con el fin de compensar su esfuerzo. No solo es perfectamente legal, sino además ético desde el punto de vista del software libre. Cualquier persona debe tener derecho a cobrar por su trabajo el precio que estime oportuno, pero la diferencia entre este nuevo programa (que sigue siendo ‘software’ libre) y otros, es que además del derecho del trabajador está el derecho del resto de usuarios.

El programador ha cogido un código que previamente había estado en manos de otras personas y no ha tenido que pagar por él. Por eso, y siguiendo con la licencia GPL, debe devolver ese código mejorado a la comunidad. Es decir, que por un lado puede cobrar por su código, pero al mismo tiempo cualquier usuario que lo consiga (pagando o no) es libre de compartirlo de manera gratuita (o cobrando también) con quien quiera. De ahí que el software libre siempre sea gratis, incluso cuando no lo es.

Logo de la licencia GPLv3 (Foto: Wikimedia Commons)

Logo de la licencia GPLv3 (Foto: Wikimedia Commons)

Sin embargo, existen otras licencias libres como la Apache que permiten al programador que ha mejorado el código no liberar su parte, quedándose con los derechos de las líneas que ha añadido por sí mismo.Android funciona de esta manera, y por eso las empresas que realicen su propia versión del sistema no tienen por qué compartirlo con las demás y son libres de comercializarlo como deseen.

RED HAT, GANAR DINERO CON SOFTWARE LIBRE ES POSIBLE

El ‘sombrero rojo’ es una empresa radicada en Carolina del Norte (EEUU). Lleva dedicándose a ofrecer soluciones informáticas basadas en ‘software’ libre desde 1993, cuando Linux era sinónimo de ‘sistema operativo para geeks’. Contra todo pronóstico, esta compañía ha conseguido no solo crecer utilizando este tipo de software, sino consolidarse como una empresa muy estable y con beneficios (casi 100 millones de dólares en 2012).

Pero la gran pregunta es: si el software libre se puede copiar y distribuir libremente, ¿cómo gana dinero?

Red Hat en el día de su salida a bolsa en Nueva York (Foto: MrLunch, Flickr)

Red Hat en el día de su salida a bolsa en Nueva York (Foto: MrLunch, Flickr)

La clave está en el servicio de soporte. Sí, el producto puede ser gratuito, pero no todo el mundo sabe código. Hay muchas cosas que adaptar dependiendo del tipo de negocio al que esté enfocado el programa, y pueden surgir problemas. Además hay que ocuparse del mantenimiento y estar pendiente de las nuevas actualizaciones que llegan al mercado. ¿Quién puede hacer todo eso? Red Hat.

Su estrategia empresarial no se basa en vender productos, sino servicios.Eso no quiere decir que Red Hat no desarrolle software, porque de hecho lo hace, y es uno de los mayores contribuidores del mundo del software libre, más concretamente del sistema operativo GNU/Linux, con Fedoracomo distribución bandera. Red Hat mantiene a sus clientes porque les ofrece un soporte de calidad de una manera sencilla y muy satisfactoria. ¿Por qué voy a centrarme en vender un solo producto una vez si puedo cobrar pequeñas cantidades a lo largo de mucho tiempo?

EL CÓDIGO ABIERTO, LA CLAVE DE LA COMPETITIVIDAD

Que el código del software que maneja Red Hat sea abierto es la clave de su éxito, y no porque el modelo de software privativo no funcione (A Apple y a Microsoft no parece que les vaya del todo mal), sino porque gracias a ello puede ofrecer productos de mejor calidad más fácilmente que sus competidores.

Poder leer el código fuente y aplicar cambios permite a Red Hat implementar mejoras, pero también cogerlas de otras empresas y usuarios. De esta manera, sus casi 6000 empleados se convierten literalmente en millones, ya que el dinamismo de la comunidad permite estar por delante cuando se produce algún cambio en el mercado.

“Creamos valor compartiendo” (Foto: Joaquim Rocha, Flickr)

En lugar de que varias empresas desarrollen el mismo tipo de software a la vez e intenten venderlo por su cuenta (programas que probablemente sean incompatibles entre sí), firmas como Red Hat se nutren de unconocimiento común que comparten constantemente. Cada una lo implementa y lo vende a su manera, con su propia marca. De este modo, y pese a que algunas compañías ofrecen exactamente el mismo producto,el cliente elegirá cuál va a ser su proveedor en función de la confianza que le otorgue, la calidad de su servicio y la profesionalidad. La consecuencia es que un número mayor de empresas pueden competir en el mismo mercado, con productos compatibles entre sí y, por consiguiente, ofrecer mejores servicios al existir una mayor competencia entre ellas. Justo lo contrario que ocurre, por ejemplo, en el mercado de los sistemas operativos privativos como Windows o Mac.

UN MODELO DE NEGOCIO AL MARGEN DE LA PIRATERÍA

Los gobiernos están muy preocupados por lo que ellos llaman “piratería”. La industrial del cine, la música, el software privativo… Todos ellos acusan a los usuarios que descargan ese contenido de la Red de robar esos productos que tanto les ha costado desarrollar. Red Hat no tiene ese problema: ‘piratear’ un sistema operativo basado en software libre se conoce simplemente como ‘copiar’. Y copiar software libre es perfectamente legal.

Gracias al código abierto, Red Hat no necesita preocuparse por la piratería o las copias ‘ilegales’ de sus software, porque simplemente no existen. El modelo de negocio de esta empresa propone una distribución al margen de las licencias privativas y los derechos de autor tradicionales, demostrando además que se pueden hacer negocios de una manera diferente y sin perjudicar a nadie.

 fuente: rebelion.org