¿Qué son los repositorios en Linux?

Los repositorios forman parte de todas las distribuciones Linux y cumplen un rol muy importante ¿pero que son?

Hace poco les hablábamos de algunos términos relacionados con el software libre que seguramente habías escuchado, repositorio es uno de ellos. Saber que son y como funcionan nos ayudara a mantener mas eficientemente nuestra instalación.

Los repositorios en Linux son grandes bancos de datos o servidores que alojan las aplicaciones que tu sistema necesita, entre ellos paquetes nuevos y actualizaciones que se instalan mediante un manejador de paquetes. Como ves, no solo contienen los paquetes no instalados previamente sino que gracias a sus actualizaciones mantienen tu sistema al día. Ahora, hay dos tipos de repositorios, los oficiales y no oficiales.

Tipos de repositorios

Los repositorios oficiales contienen las aplicaciones que tu distribución soporta y que, dependiendo de sus políticas, muchas veces cuentan con un protocolo de revisión muy riguroso para asegurarse de que todos los paquetes que contienen se encuentran en estado óptimo y no representan riesgos de seguridad o estabilidad para el sistema. Por ejemplo, en Arch Linux, algunos de los repositorios oficiales son Core, Extra y Community. Cada uno de ellos contiene paquetes de diferente índole como systemd, xorg, chromium y gnome por mencionar algunos.

Los repositorios no oficiales contienen paquetes de aplicaciones no soportadas directamente por la distribución, por lo tanto carecen de los protocolos de revisión que mencionamos anteriormente y, aunque contienen aplicaciones muy útiles para tu sistema, deben ser manejados con cuidado. Estos repositorios son mantenidos por comunidades organizadas de usuarios y al ser no oficiales no están incluidos por defecto en las listas de repositorios, pero pueden agregarse muy fácilmente. Por ejemplo, para el caso de Ubuntu, los repositorios no oficiales son los PPA (de Personal Package Archive) y en ellos podrás encontrar paquetes como VLC, Turpial y Gimp.

Las distros derivadas usan los mismos repositorios de sus distribuciones padres. Por ejemplo, Linux Mint utiliza los mismos repositorios que Ubuntu, su distribución padre, al contrario de Linux Mint Debian Edition que usa los de Debian.

Para sacar la mejor ventaja de los repositorios en Linux, oficiales y no oficiales, debes elegir muy bien cuales agregas. Es importante que conozcas las fuentes de tus aplicaciones y las versiones de los paquetes que estas instalando pues de esta manera te aseguras de no comprometer tu sistema. Conocer cómo funciona el manejador de paquetes también es muy importante, pues éste es tu intermediario con los repositorios. Para mas información, no dudes en visitar la documentación oficial de tu distribución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s