LA INCONGRUENCIA, LA SORPRESA, EL HUMOR EN LA OBRA DE RENÉ MALTÊTE

Instantáneas del excelente fotógrafo y poeta francés René Maltête (1930-2000).

Sus imágenes callejeras siempre se basaban en la incongruencia y la sorpresa: el humor siempre está presente, pero además de una imagen, hay a menudo unadimensión filosófica.

 

 

 

RENÉ MALTÊTEWebsite

Via: @Culturainquieta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

5 documentales de fotografía que no te puedes perder

Si te apasiona la fotografía, eres una persona inquieta y deseas ampliar tu visión del mundo fotográfico, aquí tienes 5 documentales de fotografía que te dejarán huella.

Fotografía de Annie Leibovitz, perteneciente al reportaje Disney Dream Portrait. Fuente: Pictify

Fotografía de Annie Leibovitz, perteneciente al reportaje Disney Dream Portrait. Fuente: Pictify

Entre todas las especialidades que engloba la fotografía, algunas han demostrado su capacidad para influir en la cultura popular. Varias de ellas, como la fotografía callejera, el fotoperiodismo de guerra o la fotografía documental, son las protagonistas de los imprescindibles documentales de fotografía que os presento a continuación:

La muerte de Kevin Carter

Kevin Carter fue un reportero gráfico de origen sudafricano que comenzó su carrera fotografiando la difícil realidad de su país durante los años 80. Durante un viaje a Sudán con las Naciones Unidas, el joven periodista realizó una de las fotografías documentales más recordadas de la historia: captó la instantánea de un bebe sudanés malnutrido y aparentemente abandonado en el suelo, junto a un buitre. Una foto que le valió en 1993 el premio Pulitzer. A pesar de ello, la vida de Carter se hundió por completo: tras esta foto decidió cambiar el reporterismo por la fotografía de naturaleza y comenzó a recibir durísimas críticas de la opinión pública ante su supuesta indiferencia hacia el niño. Carter se quitó la vida un año más tarde al no poder soportar tanta presión.

Los testimonios y vivencias de sus amigos y compañeros demostraron que Carter era una persona emocionalmente inestable, arrastraba diversos conflictos personales y la reacción ante su fotografía generó aún mayores problemas. La presión mediática fue determinante en su fatal desenlace.

Es cierto que existe más de una teoría respecto a la situación que se vivió aquel 11 de marzo de 1993. El documental ofrece todas las claves de aquella instantánea que cambió para siempre su vida. ¿Qué ocurrió? ¿Estaba el niño realmente en peligro?

The Many Lives of William Klein

Es considerado como uno de los grandes de la fotografía callejera, pero también como un artista tremendamente polifacético. William Klein continúa disparando a sus 87 años y lleva su inseparable cámara siempre a su lado, una Leica que compró al reconocido Henri Cartier-Bresson. Fotógrafo y cineasta, fue el mejor retratista de la vida social neoyorquina durante el siglo XX, aunque desarrolló la mayor parte de su carrera en Francia. Además, realizó más de veinte películas y documentales, entre los que destaca el primer reportaje audiovisual sobre el mítico boxeador Muhammad Alí.

Klein protagoniza un documental en el que desnuda su forma de entender la disciplina, recuerda sus mejores momentos y muestra las ideas que continúa aportando al mundo de la fotografía. Como curiosidad, la revista Vogue jamás publicó su trabajo, ya que lo consideraban grotesco y sin cabida entre sus páginas. The Many Lives of William Klein puede considerarse la biografía audiovisual del genial fotógrafo.

No me llames fotógrafo de guerra

El fotoperiodismo español goza en la actualidad de una gran reputación alrededor del mundo. Muchos conflictos bélicos han sido documentados por reporteros gráficos españoles, entre los que destaca el joven Samuel Aranda, ganador del World Press Photo en su edición de 2011.

Es un documental protagonizado por varios fotógrafos españoles con experiencia en zonas de conflicto, especialmente Irak, Libia y Afganistán. Samuel Aranda, Manu Brabo o Moisés Saman, entre otros, relatan sus experiencias en frentes de guerra, las dificultades que plantean este tipo de escenarios y su repercusión psicológica sobre los fotógrafos. Además, se describe con precisión el camino que sigue una foto desde el instante en que se toma hasta el momento de su publicación en un medio de comunicación: los elementos que influyen a la hora de elegir o desechar una foto, porqué una imagen transmite más que otras y los intereses mediáticos y económicos que, en muchas ocasiones, priman sobre la información. No me llames fotógrafo de guerra es la confesión de los miedos y esperanzas de estos fotorreporteros.

Annie Leibovitz, una vida a través de la cámara

La estadounidense Annie Leibovitz tiene el honor de ser la fotógrafa mejor pagada del mundo. Especializada en la fotografía documental de celebrities, ha trabajado en las más prestigiosas revistas del género: Vanity Fair, Vogue, Elle… Leibovitz ha compartido estudio con grandes figuras de nuestro tiempo, entre las que destacan la reina Isabel II, Nelson Mandela, la actriz Meryl Streep, o el Beatle John Lennon, al que realizó su última foto en vida.

A pesar de desarrollar la mayor parte de su trabajo con grandes estrellas –llegó a documentar la gira americana de los Rolling Stones en 1975- Leibovitz también ha experimentado con la fotografía publicitaria y de paisajes. Ha dirigido destacadas campañas (Walt Disney, American Express, Fifa World Cup…), dejando su sello en cada una de ellas. El siguiente documental, realizado en 1993 y dirigido por su hermana Barbara, es un recopilatorio de sus trabajos, una verdadera introspección y una inmersión en la cultura popular que logró crear con sus fotografías.

Everybody Street

Los aficionados a la fotografía callejera no podéis obviar este documental sobre la disciplina de la Street Photography. Su argumento es muy claro: mostrar la ciudad de Nueva York a través de la visión de los grandes fotógrafos de la historia.

La urbe norteamericana es seguramente uno de las ciudades más interesantes para hacer este tipo de trabajos. Un lugar que ha inspirado durante décadas a cientos de fotógrafos ávidos de captar momentos inigualables y únicos, simplemente paseando por sus interminables calles. Así, con éste documental como escaparate ideal de la ciudad, se hace una auténtica exploración cinematográfica de la Gran Manzana con la fotografía como protagonista. Un documento gráfico que puede ayudar a comprender mejor la naturaleza de éste tipo de arte y transmitir las sensaciones que se experimentan al captar las fotos.

Además, se realizan numerosas entrevistas, algunas de ellas a importantes personalidades de la fotografía. Es el caso de Bruce Davidson o Bruce Gilden, miembros históricos de la agencia Magnum, que lograron retratar a personajes de las calles neoyorquinas y sus detalles cotidianos. Otros, en cambio, se decantan por la fotografía de la escena musical, como Rick Powell, o el serbio Vladimir Milivojevich, que se centra en el mundo de los drogadictos y pandilleros. Todos ellos lograron captar momentos, escenas y situaciones únicas e irrepetibles.

visto en: http://hipertextual.com/2015/03/documentales-de-fotografia

Todo el mundo es fotógrafo pero …

Henri Cartier-Bresson - 1969

Todo el mundo es fotógrafo pero … hemos cambiado el criterio objetivo de lo que significa calidad fotográfica (al menos en los últimos años). La sociedad evoluciona en todos los sentidos y lo que hace unos años estaba solamente al alcance de unos pocos que, además, requerían de una importantísima inversión económica ha dado paso a que cualquier tenga una cámara y pase a llamarse fotógrafo.

 

Artistas y buenos fotógrafos los ha habido siempre, lo que ocurre es que con la expansión de la red y el ingente consumo de imágenes que visualizamos diariamente llega un momento en que uno mismo, debe autoimponerse unos criterios mínimos de calidad. Saber ver Fotografía. Saber lo que es ser fotógrafo. Es algo que se lleva dentro.

 

La fotografía en sí misma no me interesa. Yo quiero sólo capturar una parte ínfima de la realidad.
– Henri Cartier-Bresson –

 

La liberación del acceso

 

Cuenta el fotógrafo y artista visual, Florian Maier-Aichen, en una entrevista que leía ayer por la noche que él mira hacia el pasado y hacia adelante con los nuevos procesos técnicos. Luego combina ambas cosas. Juega con las imágenes de modo que no estás seguro de si lo que estamos viendo en realidad existe. Para él sus obras son imperfectas, tienen que serlo. Volviendo a nuestro tema afirma:

La fotografía es tan democrática ahora que tiene una baja autoestima

Creo que resume el sentir de lo que vemos muchas veces por las redes. Cuesta encontrar proyectos y trabajos de verdadera calidad pero, de vez en cuando, se encuentran.

La formación o la falta de ella

Otra de las cuestiones que apunta en su entrevista este fotógrafo alemán es que, aunque si bien, el acceso a la fotografía es “demasiado” accesible (y no lo tomemos como una crítica) es cierto que no todo el mundo está capacitado para ser un verdadero profesional de esto o ser artista. Es cierto, cada uno nacemos con unas habilidades que vamos cultivando y desarrollando con el paso de los años, en determinados aspectos estamos dotados y en otros no – en mi caso, me gustaba mucho el baloncesto pero sabía que nunca llegaría a jugar en serio nunca pues no estaba dotado para ello. Eso sí, mientras pude jugar lo disfruté mucho -.

Cuando vemos que tenemos dotes o habilidades para esto, casi siempre buscamos formación, queremos llegar a más. En ciudades como Madrid y Barcelona, es normal que reconocidos fotógrafos de moda o eventos organicen con cierta regularidad talleres o seminarios. E incluso cursos de mayor duración. Es una buena oportunidad. Por el resto de nuestra geografía podemos encontrar otro tipo de talleres principalmente dedicados o relacionados con la fotografía de paisaje o de naturaleza. Siempre hay excepciones y cada uno sabréis más o menos lo que se suele organizar por vuestra ciudad.

Como formación reglada las dos principales opciones pasan por la escuela EFTI de Madrid o la Universidad Politécnica de Cataluña con su Centro de la Imagen y Tecnología Multimedia. Hay alguna más, pero quizá estás sean las más destacadas. Si no, siempre puedes aprender a través de la experiencia pero el recorrido será mucho más difícil.

Los referentes fotográficos

Desconfío – no exactamente eso, entendedme, por favor – de aquella gente que me dice que su referente es tal o cual fotógrafo de Flickr, Facebook o Instagram porque es buenísimo. Creo, a nivel personal, y totalmente subjetivo, que mis referentes los he de escoger en entornos más amplios que lo que veo cada día en las redes sociales. Un referente entiendo que ha de ser una persona con cierto valor o cualidad artística que me emociona. Independientemente de si tiene presencia o no en internet o en una red social.

Creedme, beber e ilustrarse a través de las fotografías de SalgadoHenri Cartier-BressonDesiree DolronAnsel Adams para comprender el paisaje o Helmut Newton para entender la fotografía de moda llegando a Leibovitz o Mario Sierra. Seguir por Capa y Centelles y llegar al fotoperiodismo actual donde tenemos gente en España como Alfons Rodríguezel ganador del Pulitzer Manu Brabo, Samuel Aranda o el más reciente Andrés Martínez Casares. También en fotografía social o de eventos tenemos gente que lo está haciendo muy bien como el dúo formado por padre e hijo y procedentes de Granada, Xpression International.

Todo el mundo es fotógrafo pero … sólo unos pocos llegan a la cumbre. Sin embargo, muchos, muchísimos millones de personas … disfrutan (disfrutamos) de la Fotografía.

En Xataka Foto

6 Factores que Ayudan a Centrar la Atención en una Fotografía

Muchas de las decisiones que toman los grandes fotógrafos al ver cómo hacer una determinada fotografía, van encaminadas a resaltar el motivo principal que se pretende fotografiar. El objetivo es conseguir centrar la atención en ese punto en concreto, con el objeto de que la historia que cuenta la fotografía sea clara, sin distracciones. Dominar el arte de centrar la atención es una de las suertes mágicas en fotografía.

Pero ¿cómo se consigue atraer el ojo de nuestro espectador en un determinado punto? Aumentando el llamado Peso Visual del mismo. En el artículo de hoy verás que es más sencillo de lo que piensas y repasaremos juntos… 6 factores clave que potencian el peso visual.

Cómo Llamar la Atención

Si te pregunto, cómo consigues llamar la atención (dar la nota, vamos) si vas caminando por la calle, puede ser que me contestes que, gritando, vistiendo ropas extravagantes, sin vestir… en definitiva, haciendo algo fuera de lo común: diferenciándote del resto. Si te fijas bien, los contrastes atraen nuestra atención. Muchos coinciden al asegurar que se trata de una huella genética de nuestro pasado cazador cientos de años atrás. El ojo persigue el movimiento cuando está todo quieto, el cambio de color en un paisaje de color uniforme, el punto de luz en medio de la oscuridad…

Pues lo mismo sucede en fotografía. El elemento que contrasta, se lleva la atención; el elemento diferente arrastra el ojo hacia sí. ¿Y cómo hacemos “diferente” nuestro motivo principal? Como siempre, no hay reglas absolutas, pero sí existen algunos factores que nos pueden ayudar.

La Atención se Va al Punto Enfocado

Esto no quiere decir que, a partir de ahora, se acabaron las fotos de gran profundidad de campo en las que todo está perfectamente enfocado. Sencillamente quiere decir que uno de los elementos para atraer atención en un punto es hacer que éste sea el único enfocado en la fotografía.

La Atención se Va a Donde Hay Algo

Tiempo atrás te hablamos de la regla del espacio negativo. Pues es precisamente esa regla la que nos va a permitir llamar la atención sobre un motivo. Pon tu motivo en un entorno en el que no haya nada, o en el que no destaque nada, y el ojo buscará tu motivo.

La Atención Busca las Personas y, en Especial, los Ojos

Es una respuesta automática. Cuando hay personas en una foto, la atención se centra fundamentalmente en ellas. Es como si entendiéramos, por defecto, que son los protagonistas en la foto. En especial, vamos a los ojos. Por este motivo es tan importante en los retratos, y en general, que los ojos estén perfectamente enfocados.

La Atención se Centra en el que es Distinto

Dicen en mi tierra que el clavo que sobresale se lleva el martillazo 🙂 Pues más o menos es eso. Fíjate en la foto: un campo lleno de flores rojas y ¿dónde se va el ojo? A por la blanca. Nuevamente el contraste. Esta vez en forma de color.

La Atención se Centra Donde Apuntan las Líneas

Las líneas en fotografía marcan un camino seductor que transmite montones de sensaciones. Si te apetece repasarlo, te recomiendo que te des una vuelta por esta serie de artículos. Y cuando las líneas maestras en una foto convergen en un punto, nuestra atención se centra en él. Así de sencillo.

La Atención Persigue la Luz

En entornos en penumbra en los que hay un haz de luz suele suceder que el ojo se centra en ella. Como si se quedase a la espera de que, a través de ella, algo fuera a llegar. Así, otra de las maneras de centrar la atención en un punto es jugar con la luz que lo ilumina.

visto en http://www.dzoom.org.es/noticia-6139.html